MUSEO INDEPENDENCIA
"Identidad, Cultura e Historia"

RESEÑA HISTÓRICA DE MÉNDEZ

 

LOS INDIOS EN TAMAULIPAS    

 La aparición del hombre a América se dio teóricamente por la llegada de poblaciones nativa Asia. Anteriormente, todo el territorio americano era habitado por animales salvajes en donde se presume había valles inmensos donde moraban mamuts, bisontes y algunos otros animales roedores de gran tamaño.  El poblamiento del hombre proveniente de Asia se dio en el noroeste de América por lo que actualmente conocemos como el estrecho de Bering. Las presiones de la selección natural en los entornos más variados produjeron a su vez una gran variedad de fenotipos [diversidad indígena] en las poblaciones indígenas, aunque guardan características entre sí.

 Estas poblaciones provenientes de Asia y que poblaron América de norte a sur, eran descendientes los grupos humanos que prosperaron en Tamaulipas en los siglos anteriores a la conquista española, con José de Escandón en 1747. Además, estos grupos que habitaban en América se encontraban desde hacía 15 mil años, la mayoría de éstos eran nómadas sin lugar fijo para vivir y se desplazaban de un lugar a otro en busca de alimento. Sus principales herramientas eran puntas de flecha, toscas y perforadores de pedernal y sílex, que labraban bajo la técnica del tallado, desgaste o bajo presión, también utilizaban objetos de madera pulida, piedra y hueso.

De las 107 tribus en Tamaulipas que detectó el historiador Gabriel Saldivar en la segunda mitad del siglo XVIII, en la región que actualmente ocupa el municipio de Méndez se encontraban  tres tribus importantes como lo son los Guamarej, los Pamorás [Pamoranes] y los Canaís, que supervivieron en las márgenes del Río Conchos o de las Conchas. También se pueden observar otras tribus cercanas que posiblemente tuvieron permuta  económico-cultural con la región de Méndez, estos son los Comepescados y Pasitas que se encontraban a escasos kilómetros al sur. Su vivienda eran posiblemente chozas muy rudimentarias, mientras que sus vestidos eran puramente pieles en forma de ropaje, y posteriormente, algunas fibras vegetales labradas de manera primitiva.

 

PUNTAS DE FLECHA

 Las puntas de flecha eran la herramienta principal de caza de las tribus cazadoras-recolectoras en toda la zona norte de México. Podemos encontrar diferentes puntas de flecha de piedras diversas dependiendo la región.

El labrado de este tipo de piedras podía ser de tres tipos:

1.      Por golpe

2.      Por presión

3.      Por desgaste

De esta manera se adquiría la forma y el tamaño deseado, dependiendo el tipo de animal a cazar. Las primeras puntas de flecha son muy rudimentarias y se fueron perfeccionando con el tiempo.

 Dentro de material de lítica podemos encontrar puntas de flecha, perforadores y lascas.

 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

 El Nuevo Santander

 La Colonia del Nuevo Santander, también conocida como Costa del Seno Mexicano, fue uno de los dominios españoles últimos en colonizarse en la Nueva España. Tomando como referencia la llegada de Hernán Cortés en 1519 al Puerto de la Vera Cruz -hoy Estado de Veracruz- para conquistar el centro de lo que actualmente es México y que llevaría por nombre la Nueva España. Después de más 200 años de este suceso y debido a las invasiones de los norteamericanos en lo que es actualmente el Estado de Texas, en 1747 se dio el inició a una campaña de pueble y reconocimiento de la Costa del Seno Mexicano, Colonia que llevaría por nombre Nuevo Santander hoy Estado Libre de Tamaulipas.

119 años después de la colonización de José de Escandón en la Costa del Seno Mexicano, se funda el 1° de julio de 1866 con porción territorial de las Villas de Reynosa y Burgos una Congregación llamada de la Laja. Posteriormente fue elevada a Villa el 5 de enero de 1869 con el nombre de Méndez, en honor al ilustre tamaulipeco, el militar Pedro José Méndez Ortiz.

No se sabe por qué se le llamó Congregación de la Laja, posiblemente se le dio este nombre por las inmensas lajas que se encuentran en diferentes puntos del Río Conchos que pasa por la localidad. No se encuentran documentos que ameriten una interpretación adecuada, aunque en la actualidad se pueden observar terrenos a las márgenes del río con este tipo de piedra.

 

Arquitectura

 La Villa de Méndez es trazada por tres estilos de arquitectura que fácilmente podemos identificar recorriendo el pueblo de Este a Oeste, la primera etapa es la del pueblo viejo, ahí se encuentra la arquitectura del siglo XIX que tiene un estilo muy colonial, la mayor parte de su construcción fue maciza y burda, de canto, mientras su pasta fue una mezcla a base de cal, leche y nopal; también se localizaron pequeñas habitaciones de palo y lodo con techo de zacate o palma. En la segunda etapa, se encuentra una arquitectura con estilo contemporáneo que guarda un toque porfiriano, data de las primeras décadas del siglo XX. En la tercera etapa, se encuentra una arquitectura moderna, contemporánea hasta cierto modo, basada en prototipos americanos de la última década del XX y la primera del XXI.

 

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

 El municipio de Méndez tiene  una extensión de 2, 231.2 km2 y representa el 2.79% de la superficie del Estado. Se encuentra ubicado en el noroeste de Tamaulipas, al margen del Río Conchos, también confina con el Arroyo San Lorenzo. Colinda al norte con el municipio de China, Nuevo León y con los municipios de Reynosa y Río Bravo; en el sur con Burgos y San Fernando (también al este) y al oeste con el Estado de Nuevo León.

La altitud media del territorio es de 152 metros sobre el nivel del mar, alcanzando su elevación máxima en la parte centro del municipio con una altitud de 228 metros sobre el nivel del mar.

Al norte del municipio se encuentra la Sierra Pamoranes, nombre que se le dio por los indios que ahí habitaron, región con abundante vegetación y que alberga una fauna salvaje muy variada. De la falda de la Sierra Pamoranes, hasta el Rio Conchos, se encuentra una zona semidesértica,  comentando que en las márgenes del caudal del río se encuentra una vegetación abundante y poco variada.

Méndez se ubica en la margen izquierda del Río Conchos.

 

 

VIDA COTIDIANA

 A pesar de lo temprano de su fundación, el municipio de Méndez tiene una vida cotidiana adaptable por el intercambio cultural de los municipio a su alrededor. Las relaciones que tiene muy fuertemente con San Fernando, Burgos, China y Reynosa hacen de este municipio rico de costumbres.

En la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, la gente adinerada vestía de buen ver, sobre todo en fiestas particulares o bailes de casino. Las mujeres con vestidos suntuosos muy a la época, con vistosas joyas; los hombres vestían con saco y corbatín, pantalón de sastre y zapato cerrado. Los músicos eran la mejor selección de la localidad e inclusive de otros municipios, la música era más fina y figuraban vals, chotis, twist, algo de polca y huapango norteños. 

En cambio los plebeyos traían vestimenta de trabajo, posiblemente de manta con huaraches de piel. En sus fiestas populares había de todo, la sociedad baja asistía al baile con el objetivo de disfrutar y olvidar las largas jornadas que sus jefes exigían. En sus fiestas, por lo regular tocaban música regional como picota, huapango, corridos, polca, redova, entre otras. Los eventos se hacían en la explanada de la plaza y eran iluminados con faroles de petróleo.

La gastronomía de Méndez es variada, se aprovecha lo que la tierra produce. En tiempo de verano se produce la flor de palma, comúnmente conocida como chocha, esta flor es cocinada con chile, tomate y cebolla, también la mezclan con nopales o con huevo. Se guisa o asa, la carne de res, cabrito, venado, conejo, liebre o jabalí. Los dulces típicos es el de frijol, atole de mezquite, calabaza o de leche de cabra. La leche de vaca es natural  y con él se hace queso y asadera, al igual que el de cabra.

La gente del municipio de Méndez, es gente sencilla y amable, trabajadora, que se esmera por alcanzar metas y superar rezagos, esa insistencia característica de los mendenses, le ha dado a través de los años, identidad y progreso para sus tierras.

 

ECONOMÍA

 Desde su fundación la Villa de Méndez se dedicó a la agricultura y la ganadería, base principal para su economía. En la segunda mitad del siglo XIX se comenta que había mucha producción de ganado vacuno y caprino, éste último empezó a escasear en la década de los 70 del siglo XX. En la actualidad se producen reses de diferentes mezclas de razas que son vendidas en cantidades razonables para su carne.

En cuestión de agricultura se sabe que la Villa de Méndez producía en sus inicios semillas como el maíz, frijol, garbanzo y calabaza. En la mitad del siglo XX se empezó a producir en el campo mendense el algodón, que fue un auge inmenso y dio trabajo a cientos de familias. Actualmente se cosecha el maíz y en mayor cantidad el sorgo.

En la cabecera municipal se encuentran diversos establecimientos, según censos de 1981, Méndez contaba con 26 tendajones y 4 tiendas de abarrotes en general.

Actualmente, la caza de paloma ala blanca y del venado cola blanca, son un derrame económico para extranjeros que vienen a disfrutar de la caza cinegética que ofrece este excelente suelo.

 

EDUCACIÓN

 Desde su fundación, primero como Congregación y después como Villa, Méndez, siempre tuvo una educación estable. Existía un nivel básico que consistía en seis grados, en donde se aprendías las principales materias como español y matemáticas. Había maestros rurales que impartían clase, lo mismo bajo un árbol, una techumbre de palma o un aula de sillería. El material didáctico era muy precario, para los niños de primer hasta el cuarto grado, se tenía una pizarra de gis para ensayar la letra y hacer sus primeras anotaciones, mientras los muchachos de quinto y sexto grado utilizaban un bolígrafo con tintero y hojas con un papel parecido al estraza. El horario era muy pesado, desde las 7 de la mañana hasta la 1:30 de la tarde, después de las 2:30 a las 5:00 de la tarde.

Había talleres de carpintería, música y corte y confección, asignaturas que se daban una vez por semana y las cuales servían como “instrucciones” propias de una sociedad.

En 1910 llegó un decreto a la Villa de Méndez que avisaba sobre la creación de una escuela de educación básica, por una parte la de niños y por otra la de niñas. Tenían un horario como el anteriormente señalado y se daban asignaturas en forma de “instrucciones”, así como idiomas propios de un intelectual como el inglés, francés y latín.

Las instrucciones y el idioma se empezaron a excluir del plan de estudios a mediados del siglo XX, después de la reformas de la SEP.

Actualmente se encuentra con los niveles de kínder, educación primaria, secundaria y medio superior.

 

FLORA Y FAUNA    

 El territorio de Méndez es muy variado, desde las faldas de la Sierra Pamoranes hasta las márgenes del Río Conchos. En él existen diferentes especies de plantas y animales que hacen una biodiversidad abundante.

La flora es característica por su territorio semidesértico, ahí existen dos tipos de vegetación que se ve claramente, en la parte noreste y sureste se presenta el tipo de bosque caducifolio de prosapis y matorral mediano subiderme; en la parte del centro y noreste hay matorral alto espinoso y subiderme. El monte alto se encuentra en Valles formados por los arroyos; el bajo está formado por arbustos ralos y xerófitas, en la parte montañosa de la región. Las especies más abundantes son el mezquite, ébano, huizache, barreta, granjeno, anacahuita, panalero, cenizo, tasajillo, nopal, bizbirinda, vara dulce y otros.

La fauna también es variada y típica del noreste del país. Los animales son los que más resisten al clima de la región. Hay venado cola blanca, jabalí, zorro, coyote, tacuache, armadillo, gato montés, víbora negra y de cascabel, rata del campo, paloma ala blanca, tortolita, chicos, urracas, pauraques, cadernales, tordos y otros.

© 2014 MUSEO INDEPENDENCIA